Loading...

Páginas vistas en total

Follow by Email

domingo, 27 de mayo de 2012

TÍA BLANCA



Hace pocos días, me llegó la noticia de tu partida… tía Blanca.
Me avergoncé, porque te creí ya muerta… tía Blanca.
Me avergoncé también porque dije: ¡Qué pena!
Cuando lo que sentí fue estupor.
Estupor, porque no sabía que se podía morir dos veces.
Estupor, porque lo natural hubiese sido afligirme.
Estupor, porque lo injusto siempre me asusta.
Y digo: ‘injusto’… porque es injusto que pocos te lloren.
(Y quienes lo hicieron no sufrieran tanto)
Que a nadie le angustie y a nadie asustara
(Y es más, fue un alivio…)
Las triste noticia de que te marchaste.
Tú quisiste a muchos, sin mucho aspaviento
Sobrinos, sobrinas, hermanos, hermanas
¿Qué tanto a ti ellos?
¿Será bueno ser tan bueno?
¿Te hicieron acaso, alguna vez…  sentir imprescindible?
¡Sí señor!… ¡imprescindible! Porque de eso se trata el amor.
De que nos hagan sentir, al menos por breve tiempo
Y algunas pocas personas, que al menos, para ellas…
Somos imprescindibles.
Y eso no pasó contigo, al menos es lo que siento
Solamente hubo piedad… amor piadoso fue todo
De ese que sólo da pena y a nadie arranca sonrisas


… Y quiero imaginar que hubo un hombre
Que ahí… en tu modesto funeral
Apareció hecho fantasma
Se arrodilló ante tu cuerpo
Abrió tu humilde cajón
Te dio un beso en la mejilla
Tomó con amor tu mano y te dijo:
‘Te he esperado, vaya… sí que tardaste’

MAURICIO ROZAS VALZ





2 comentarios:

  1. Mauricio, lo mismo siento por mi abuelita, lo mismo espero para ella... Lleva unos 5 meses postrada en una cama, consumiendo su carne, más no su alma... Y justo el día de su cumpleaños me hice esa pregunta: ¿Dónde están sus hijos (11 de 17)? ¿Dónde está el resto de los nietos (aproximadamente 50)? Wow! Hay que ser asquerosamente desagradecido para no acompañar a una mujer que dedico toda su vida a ellos, pero que de seguro inundarán su funeral con lágrimas de cocodrilo...

    Una vez más hiciste que mi corazón se pusiera como una pasa... arrugadito =(

    PD: Disculpa si causo molestia con mis frecuentes comentarios, es la mala costumbre de siempre expresar lo que siento y/o pienso.

    Anny

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada que disculpar, Anny, más bien gracias por hacer comentarios, en verdad lo aprecio.

      Eliminar