Loading...

Páginas vistas en total

Follow by Email

miércoles, 21 de octubre de 2015

CRIMEN sYn CASTIGO








A propósito del aterrador incremento de la delincuencia, tanto en el Perú como en otros países de la región con similares sistemas de juzgamiento en temas criminales, es necesario tener algunos puntos muy claros para no dejar espacio para la demagogia de algunos politiqueros oportunistas, quienes optan siempre por dos sugerencias inviables y febriles como: la instauración de la Pena de Muerte o la salida de las Fuerzas Armadas a patrullar las calles. La primera de la sugerencias, al margen de que sea disuasiva o no, justa o no, resulta inaplicable en nuestro ordenamiento jurídico y en nuestro posicionamiento internacional como país con estabilidad jurídica. La segunda no merece mayor análisis porque es un despropósito per se. No se contratan abogados para construir edificios ni médicos para llevar juicios… ¿o sí?

Los puntos a tener claros deben ser los siguientes

1.- Si bien son necesarios, tanto el incremento de efectivos, como el equipamiento y modernización tecnológica de la policía, resultan insuficientes, ya que NO se está atacando el problema de fondo. Poco se avanza teniendo una fuerza policial numerosa y bien equipada, si los delincuentes capturados son liberados a los pocos minutos u horas… o días o semanas en el mejor de los casos, ya sea por un fiscal o por un juez.

2.- La raíz del problema está en el sistema de juzgamiento, no en el trabajo policial. El sistema está claramente diseñado para favorecer al delincuente en perjuicio del ciudadano, por ende, LO QUE TIENE QUE CAMBIAR SON: LAS LEYES Y LOS SISTEMAS DE JUZGAMIENTO.

3.- Cuando se comete un crimen y el criminal es capturado, la policía elabora un parte y un atestado con el nombre completo del denunciante, su número de identificación y su dirección. Toda esta información cae en manos de los abogados de los delincuentes, quienes rápidamente inician su trabajo de amedrentamiento e intimidación a la familia del denunciante. Amenazas como ‘sé donde estudian tus hijos’, ´sabemos dónde vive tu madre’ no tardan en llegar y, como es de esperarse, rápidamente es retirada la denuncia y, al no presentarse cargos, el delincuente tiene que ser liberado. Entonces, debería diseñarse un sistema en el que SE PROTEJA A LA VÍCTIMA.

4.- Además de protegerse a la víctima, también debe de protegerse y rotarse a fiscales y jueces, quienes también suelen ser víctimas de amenazas o de ofrecimientos de jugosos sobornos. Son puestos entre la espada y la pared y tienen que optar entre dos opciones: a) recibo el soborno… o b) me matan. La elección no es muy difícil, ¿no?

5.- Las penas son DEMASIADO BENIGNAS. Aún en los casos en los que no haya denunciantes directos y los delincuentes hayan sido capturados en operativos policiales, las sentencias a prisión efectiva son por plazos muy breves y, sumado esto a los beneficios penitenciarios de 2 x 1 o 3 x 1, en pocos meses están de vuelta en las calles con renovados bríos. Este es el problema de fondo, que NO PASA NADA y los delincuentes lo saben bien. Al no haber temor al castigo, nada los detiene.

6.- Se debería, entonces, instaurar penas draconianas, severísimas; que vayan desde los diez años por un simple celular o una cartera, hasta de 50 años por robo agravado, 80 por secuestro y extorsión y 100 por asesinato y etc., con sumatoria de penas y SIN BENEFICIOS PENITENCIARIOS, es decir, que si un delincuente asalta, secuestra y mata, sumadas sus penas pasen los 100 o 200 años (no me he equivocado ni estoy exagerando, por si acaso). La idea es que todo delincuente probado que caiga detenido, no salga de prisión en mucho tiempo y de ser posible nunca. 

Está comprobado que, el delincuente de oficio, de cuna, ese que desde niño entra y sale de comisarías y reformatorios y que a cada rato cae… no cambia nunca, y es una amenaza para la sociedad. Así, cada delincuente detenido y sentenciado sería realmente un delincuente menos en las calles. 

El problema actualmente radica en que, mientras unos entran a la cárcel otros tantos salen, y siempre tenemos la misma cantidad de delincuentes en las calles. Si son siempre muchos más los que entran que los que salen, poco a poco las calles irán quedando limpias de esa lacra.

*FINALMENTE, y ya como breve conclusión: si tenemos claro que, el problema de fondo de la delincuencia, NO es el incremento de la actividad económica (como un perturbado ministro sugirió), TAMPOCO es la falta de efectivos y equipamiento policial… SINO LA IMPUNIDAD, habremos dado un gran paso en la solución de este grave problema que aqueja a nuestra sociedad.

¿Algún gobernante tendrá el valor y la voluntad política para atreverse a hacer estas reformas, sin caer en el chantaje y la tentación corruptora de las mafias enquistadas en el poder? Pregunto nomás.



MAURICIO ROZAS VALZ

sábado, 17 de octubre de 2015

ENTRE LA DICHA Y EL ARTE






Sigo algunos blogs de escritores, para mí muy buenos, pero de esos cuyas vidas los devoraron en ocupaciones y responsabilidades a temprana edad y les fue negada la posibilidad de hacerse populares por su talento. Entre ellos, sigo a un hombre y a una mujer cuyas vidas han dado un giro, en un caso para bien y en el otro para mal, con sus respectivas consecuencias literarias.

Ambos bordean los 40. 

Ella, hace un par de meses está con un novio del cual está perdidamente enamorada y está viviendo un romance de esos poéticos y sofisticados, de esos con sinfonía, llovizna y amaneceres azules, de esos correspondidos en similar proporción, de esos sin desbalances ni asimetrías, sin el clásico 'tú me quieres menos de lo que yo a ti' o viceversa. El problema está en que, las consecuencias literarias de este gran amor, han sido nefastas. Sus últimas publicaciones son lamentables, exultantes de dicha y literariamente pobrísimas, cohelianas, pilarsordianas y walterrisianas... penosas.

Él, hace poco más de un mes está viviendo un drama terrible: a su hija de 17 años le han detectado una enfermedad muy seria y su vida se ha puesto cuesta arriba. Despierta triste y se va dormir (si acaso duerme) muy triste. Escribe de madrugada y, casi todas las noches, suelta poemas y prosas sencillamente geniales, magistrales, uno mejor que el otro. Su producción literaria está pasando por uno de sus mejores momentos.

Creo que ninguno de los dos es consciente de todo esto. No tengo la confianza suficiente para decirle a él que siga produciendo, que está en su mejor momento… ni para decirle a ella que viva su romance a plenitud, que lo disfrute hasta el último minuto... pero que deje de escribir un tiempo, al menos hasta que pueda leerse ella misma con ojos de artista.

Mi conclusión es desoladora y desalentadora. Una vez más compruebo que el arte no es amigo de la dicha, que la alegría es un descanso que se da al agotamiento de la genialidad.   


MAURICIO ROZAS VALZ

viernes, 16 de octubre de 2015

12 DE OCTUBRE Y AMÉRICA






Ya pasados algunos días luego del 12 de octubre, con más calma y más libre de tanta pataleta posera costumbrista y frases cliché como 'nada que celebrar', creo necesario dejar algunos puntos claros para dejarnos de una buena vez de tanta falsa autocompasión y victimización, totalmente a destiempo y fuera de contexto histórico que solo evidencian un muy escaso conocimiento de la historia de nuestra propia especie, de cómo así llegamos hasta donde estamos parados leyendo esto en este momento.

1.- La historia de la humanidad, desde que existe como especie gregaria, desde las primeras tribus hasta las grandes civilizaciones, está hecha de conquistas… y, ¿qué cosa es una conquista sino un sometimiento de un grupo humano más poderoso sobre otro menos poderoso?… y luego de ese sometimiento, ¿qué grupo conquistador no ha saqueado y explotado lo mucho o poco que tenía el grupo conquistado?

2.- La conquista de un grupo humano por otro, no es sino la consecuencia de un instinto básico de supervivencia llevado a nivel grupal, que va desde una pequeña tribu hacia un gran imperio, siempre con el fin de tener la hegemonía y asegurar su supervivencia en el tiempo.

3.- ¿Pobres Incas y pobres aztecas y pobres tribus, saqueadas y maltratadas? El imperio de los Incas y el de los Aztecas, fueron sociedades monárquicas, esclavistas y guerreras. En su proceso de formación, también conquistaron, sometieron y saquearon tribus menos evolucionadas y menos poderosas. Y seguramente, esas tribus sometidas, previamente sometieron y hasta absorbieron otras tribus desapareciéndolas. Esa es la historia de la humanidad.

4.- Los conquistadores de América, sean españoles, portugueses, ingleses o franceses, antes de llegar a América y de ser imperios, sufrieron también guerras de conquista y sometimiento en sus tierras… y seguramente también fueron saqueados.

5.- La historia se repite en Medio Oriente y en el Asia. La China, el Japón, Egipto y etcétera, también fueron imperios que conquistaron, sometieron y saquearon a otras civilizaciones y su formación fue consecuencia de otras tantas guerras de conquista y sometimiento.

6.- Es tan absurdo sentirnos orgullosos de nuestro origen, como avergonzarnos del mismo. Sea que nuestros antepasados fueron españoles, italianos, quechuas o pieles rojas… eso nos fue dado, nos tocó de nacimiento, vino con nosotros y, por ende, no podemos sentirnos orgullosos ni tampoco avergonzarnos de algo en lo que nuestra voluntad no tuvo que ver nada. Solo podemos sentirnos orgullosos o avergonzados de lo que hacemos o dejamos de hacer por nuestros propios medios… no de lo que nos tocó por suerte, buena o mala, según lo percibas. Es ridículo renegar contra el recontra-ta-ta-tarabuelo porque fue un español conquistador o un italiano aventurero o un indígena campesino… repito, es RIDÍCULO.

7.- Estas tierras, hoy por hoy, son de todos los que hemos nacido en ellas. Nadie es ‘más’ peruano por tener orígenes quechuas ni ‘menos’ estadounidense por tener raíces inglesas… ¡no señor! No se es ‘menos’ argentino por tener raíces italianas ni ‘más’ boliviano por tener origen aymara… ¡no señor! Somos una mezcolanza de orígenes autóctonos, asiáticos, europeos, africanos y, para ser peruano, chileno, mexicano o canadiense, basta con haber nacido en estas tierras, ¡punto!

ESA ES LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD. ASÍ FUNCIONA. SI TE GUSTA O NO, SI TE PARECE O NO, YA ES ALGO PERSONAL. A la historia le importa muy poco tu opinión, se da por su propia energía y tiene sus propios procesos y su propia dinámica.  
MAURICIO ROZAS VALZ

jueves, 1 de octubre de 2015

DEMANDA BOLIVIANA ANTE LA HAYA






A propósito del pronunciamiento del Tribunal de la Haya sobre la demanda boliviana para tener una salida soberana al mar, es necesario tener claras las cosas de la manera más didáctica posible. Si eres antichileno o proboliviano o antiboliviano o lo que quieras, es irrelevante para la historia y para el derecho internacional.

1.- La demanda de Bolivia no exige una salida soberana al mar por Chile, lo que exige es simplemente ‘poder negociar’ una posible salida al mar, es decir, que lo que no era negociable ahora lo sea. Es más un triunfo político para Evo Morales porque es muy poco probable (por no decir imposible) que, en esa negociación, Chile esté dispuesto a ceder un centímetro cuadrado.

2.- La Corte de la Haya, en el mejor de los casos para Bolivia, podría exigir a Chile a que se siente en una mesa de negociaciones, más nada, no puede cambiar ningún límite.

3.- En el hipotético caso de que Chile estuviera dispuesto a dar una salida soberana al mar a Bolivia, sólo podría hacerlo por los territorios que antes de la guerra fueron bolivianos, es decir, entre la Bahía del Paposo y Punta Arenas (ver mapa). Para esto, el territorio chileno quedaría partido en dos por la franja cedida a Bolivia (lo cual, otra vez, resultaría imposible).

4.- Si Chile quisiera dar a Bolivia una salida al mar en su frontera norte, tendría que hacerlo por territorios que fueron peruanos, y para esto, de acuerdo al Tratado de Ancón firmado en 1883,  necesariamente tendría que contar con la aprobación del Perú, lo cual, geopolítica y comercialmente, perder su frontera con Chile de ninguna manera le sería conveniente al Perú. Perú no lo aceptaría de ninguna manera (una vez más, resultaría imposible).

5.- Dada la cercanía de las ciudades de Arica (Chile) y Tacna (Perú), ¿sería acaso posible que los ariqueños estén dispuestos a dejar de ser chilenos y pasar a ser bolivianos? Lo que Bolivia pretende no es ni libre tránsito ni libre navegación, sino soberanía. Soberanía quiere decir que sea su territorio, es decir, que esté bajo su ocupación y sus leyes, que pueda ser vigilado por su fuerza armada y su policía, que haya que pedirles permiso para poder ingresar y que figure en su mapa (Pues otra vez, es imposible).

*Datos históricos importantes: En febrero de 1879 Chile invade Antofagasta, entonces de Bolivia. Es el Perú que, en cumplimiento a una alianza militar que tenía con Bolivia, se involucra en un conflicto que le resultó adverso. En plena guerra, Bolivia traiciona al Perú en la sangrienta Batalla del Alto de la Alianza, en Tacna, dejándolo solo en una larga y desgastante guerra en la cual perdió parte de su territorio que no tenía porqué perder (cuando han viajado a Tacna por carretera, poco antes de llegar ¿no han leído un cartel muy grande que dice: ‘loor y gloria a nuestros héroes caídos en la Batalla del Alto de la Alianza'? Pues ahí mismo).
 
En conclusión, perdimos territorio por respetar nuestra alianza militar con Bolivia para que luego nos traicionaran vilmente, ¿debemos entonces preocuparnos por su salida al mar? Ya nos metimos una vez y nos salió chueco. No es nuestro pleito.


MAURICIO ROZAS VALZ