Loading...

Páginas vistas en total

Follow by Email

lunes, 21 de mayo de 2012

¿INOCENCIA INFANTIL?



¿Serán los niños necesariamente inocentes? Verlos inspira ternura, compasión, tolerancia y cariño. Pero… ¿serán tan buenos como parecen? Empiezo a dudarlo.

Haciendo un poco de memoria me recuerdo niño, y recuerdo a otros a los cuales todavía veo de vez en cuando y creo que, tanto ellos como yo, hoy por hoy somos mejores personas. Cuando niños éramos crueles, egoístas, envidiosos, manipuladores y mentirosos. Matábamos sapos y palomas,  humillábamos a las empleadas, abusábamos de los mas débiles y siempre teníamos a quién echar la culpa. No conocíamos de piedad con el tuerto, el cojo, el afeminado, el obeso o el de otra raza;  engañábamos a nuestros padres y nuestro cinismo no tenia límites; arañábamos autos, escupíamos pasamanos y rompíamos lunas a pedradas.

Hoy en día, los psicólogos  -y su vieja costumbre de ponerle nombre a todo-  le han puesto el nombre de Bullying, al proceso de tomar de ‘peje’, ‘pescado’ o ‘lorna’ al compañero débil de carácter y eso es algo que siempre ha existido (al menos en colegios de varones). Aquel código ‘canero’ de no quejarse a los padres ni profesores viene desde tiempos inmemoriales. Hacerlo era causal de ser nombrado la ‘novia del salón’ y eso era algo que nadie estaba dispuesto a permitir.

¿Qué el hombre nace bueno y la sociedad lo corrompe? Empiezo seriamente a dudarlo. Creo, mas bien, que el ser humano es corrupto por naturaleza y es el medio en que crece el que determina su conducta futura;  una de dos: O bien  lo encamina por la ruta de la honestidad y otros valores o lo termina de malograr hasta hacer de él un monstruo.

El niño al que ignoramos y hasta humillamos hoy,  mañana será el hombre que nos apuntará con un arma en la cabeza.  Al hijo al que consentimos  -y hasta celebramos-  sus no tan inocentes “mataperradas”, mañana será el adulto que nos insultará y no vacilará en su decisión de abandonarnos como a un  mueble viejo.

MAURICIO ROZAS VALZ


No hay comentarios:

Publicar un comentario