Loading...

Páginas vistas en total

Follow by Email

domingo, 22 de julio de 2012

RESACA




¡Cuánto masoquismo hay en una borrachera!

La mirada se nubla, se pierde el equilibrio

La lengua duplica su peso, la conciencia nos abandona

Y con ella la discreción y la prudencia



 El gusto se atrofia y el olfato se agudiza

 Al punto que podemos oler el celo de la hembra

 Como cualquier mamífero (y como tales nos comportamos)



Las penas en vez de ahogarse “engordan y crecen”

Supuran las heridas que creíamos cicatrizadas

Y la memoria se excita recordándonos viejas deudas

(Tanto por pagar como por cobrar que ya creíamos saldadas)



Ahí no acaba la cosa

El sueño es pesado y despertamos aturdidos y angustiados

La memoria nos entrega un informe confuso de lo sucedido

Y todos nuestros fantasmas nos visitan en hordas



El hígado, el estómago y la cabeza

Presentan sus justificadas quejas por tanto maltrato y desconsideración,

Y los fantasmas no se mueven,

Creemos haberlos ahuyentado al conciliar el sueño... pero no,

En sueños su presencia se torna más real y agresiva



Despertamos sudorosos y todo es silencio

Sólo se oye una gotera a lo lejos que no podremos ubicar

Luego de todo esto,

Juramos por todos los santos no volverlo  a hacer

En vano... claro está.



MAURICIO ROZAS VALZ




2 comentarios:

  1. Felizmente esos "resacones", en mi caso puedo contarlos con los dedos de una mano... que sino, si hubiera cumplido la fácil promesa de no volverlo a hacer. Es que resultan simplemente invivibles...

    GUSTAVO ROZAS VALZ.

    ResponderEliminar
  2. Mau! jejeje que bien describes todo el proceso de la resaca y el antes de, se mira a kilometros tu experiencia en esto jajaja .. naa solo bromeo, no tengo mucho que aportar sobre el tema ehh? jajaja pues que te puedo decir sino solamente .. que rico es el tequila!! Saludos Mau y a tu hermano Gus :) y salud! :)
    Calittha.

    ResponderEliminar