Loading...

Páginas vistas en total

Follow by Email

lunes, 4 de junio de 2012

¡BIEN BRASIL!



Hace pocos días, se aprobó en Brasil la penalización del maltrato animal. Es decir, a partir de la fecha: tanto el deporte de matar animales por diversión (llamado también: cacería), como el sacrificio de animales para consumo humano en forma cruel, incluyendo el abandono de  mascotas y en general, todo aquello que signifique atentar contra la dignidad de cualquier animal… será debidamente sancionado de acuerdo al Código Penal de ese país. Es decir, más claramente: en adelante,  maltratar a un animal, será delito en Brasil.

Esta es una gran noticia. El hecho que un toda una potencia latinoamericana como Brasil, de el primer paso en lo concerniente a toda una tendencia mundial que apunta a poner fin a la impunidad de que gozaban los maltratadores de animales, resulta muy positivo; sobre todo para quienes luchamos activamente contra todas las modalidades existentes de maltrato animal que se dan en nuestros respectivos países.

Al respecto, es bueno tener claro que no se trata de ser ‘muy buenos’ o ‘muy sensibles’ para que nos preocupe el bienestar de las demás especies que cohabitan con nosotros en el planeta. Es sólo sentido común. Es simplemente tomar conciencia que los humanos no somos los únicos que sentimos nerviosismo, temor, pavor, dolor y miedo a la muerte; que el hecho que existan especies carnívoras (como la humana) que tengan que comerse unas a otras  -en orden de una escala natural de dominio- para sobrevivir, no justifica de ninguna manera que los humanos nos sintamos con el derecho de disponer de la vida de las demás especies por pura diversión, y que ese derecho incluya además toda clase de maltrato.  

También debemos tener claro que, en el tema del maltrato animal, no interviene ninguna tendencia política ni sus respectivos matices. Cuidado con la perorata distorsionadora y manipuladora de: “Soy de izquierda y estoy a favor de la naturaleza y de los más débiles y desprotegidos, por eso soy vegetariano, hippie y naturalista. Los malos de los capitalistas liberales son los que comen carne y están a favor del maltrato animal y del lado de los fuertes”. Ojo que este discurso es totalmente falso. Nada tiene que ver la política, ni sus tendencias, ni doctrinas y sucedáneos en esto. Es un tema de evolución, de sentido común y de salud emocional… es todo. Tanto el medio-ambientalismo, como  el vegetarianismo, son posiciones muy respetables, pero de ninguna manera constituyen ‘Conditio sine qua non’  para estar en contra del maltrato animal.

El asunto es muy simple (y no es maniqueísmo): ¿Estás en contra de toda forma de maltrato animal? Sí o No. No hay más. Si tu respuesta es Sí, no eres más bueno que nadie. Simplemente no tienes el alma retorcida, es todo.

Esperemos que pronto en el Perú se presente una iniciativa similar que incluya absolutamente TODA forma de maltrato animal; que sea aprobada sin mayores inconvenientes y no quieran pasar de contrabando  -con el falso argumento del arte-  a la barbarie taurina.

MAURICIO ROZAS VALZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario