Loading...

Páginas vistas en total

Follow by Email

miércoles, 13 de junio de 2012

DE IZQUIERDAS Y DERECHAS



Estando ya en pleno siglo veintiuno y  a más de dos décadas de la caída del muro de Berlín que marcó el final de la guerra fría, resulta un anacronismo flagrante seguir hablando de derechas e izquierdas, al menos si se usa tales términos para referirse a fascismo reaccionario y al comunismo.


Hoy por hoy, ya todo eso quedó en el pasado. Podríamos seguir hablando de Marx, Lenin y la revolución bolchevique en una clase de historia. Del mismo modo, hablar de la ultra-derecha y los fascistas resulta ya fuera de tiempo.


Debemos abrir los ojos y no dejarnos influenciar por politicastros que pretenden manipularnos entre estas dos corrientes tan antagónicas como anacrónicas. Podemos percatarnos con facilidad de la doble moral y el doble discurso de estos trasnochados líderes. Si de derecha… narrarán con indignación el exterminio de veinte millones de almas que ordenó Stalin, otro tanto Pol pot, y por ahí cerquita Mao, pero si se les pregunta por las matanzas de Franco, Videla o Pinochet, dirán: “Nada justifica el abuso” pero sólo de la boca para afuera. Podremos leer en sus ojos el “Bien hecho mierda”. Y si de izquierda… pedirán castigo sin piedad para  Videla, Galtieri y Fujimori  por sus horrendos crímenes, pero bien que tienen en su bolsillo una estampita con la foto de Fidel y celebran sus matanzas y torturas.


Ha quedado demostrado con la reciente crisis global, que el libre mercado  -como dogma-  tiene también muchas imperfecciones, obviamente menos que el  socialismo que fracasara estrepitosamente dos décadas atrás, pero los tiene. A los viejos políticos, cuyos nichos electorales determinantes se encuentran en la población inculta (los hay ricos, pobres y clasemedieros) no les conviene que la gente estudie, lea, aprenda y comprenda; no harán nada consistente para mejorar la educación de sus pueblos. De ese modo, podrán seguir vendiendo el cuento de la ‘amenaza comunista’ a los ricos -o que quisieran serlo-  y de la gran mentira del ´paraíso socialista’  a los pobres. 


Gran negocio para ellos, cuyas diferencias son más de forma que de fondo y se necesitan mutuamente para existir. Sí desaparecieran los unos… desaparecerían también los otros… y tienen al pueblo engañado y mareado moviéndose en esa anacrónica dicotomía.


MAURICIO ROZAS VALZ

3 comentarios:

  1. El socialismo fracasó estrepitosamente y firmó su partida de defunción, primero: por su concepción errada del concepto de " riqueza", como algo perfectamente cuantificable, divisible y por lo mismo fácil de " redistribuir", cuando el concepto de riqueza es dinámico, cambiante y con un efecto multiplicador en el tiempo, gracias a la iniciativa emprendedora, propiciada por un adecuado marco jurídico y reglas claras por parte de los estados y relaciones comerciales multilaterales. El socialismo, por desgracia terminó siendo una cura más cara que la enfermedad... En la práctica, sólo repartió pobrezas y acabó con el dinamismo generador de riqueza del que se habló en líneas anteriores...Eso sin dejar de mencionar la sustitución de antiguas oligarquías y plutocracias, por opresivas organizaciones partidistas y burocráticas.

    Pero también es cierto, que se nos quiere vender la " idea" que el fracaso inapelable del socialismo, legitima y valida un capitalismo neoliberal que la verdad es que ya empieza a evidenciarse como anacrónico, de acuerdo a los nuevos referentes éticos, paradigmas de conocimiento científico y grado exponencial de desarrollo de un subproducto del mismo, como la tecnología... El socialismo, en una forma mucho más grotesca e ineficiente, fracasó en gran parte porque no pudo marcar distancias en el mismo concepto en que se basa el capitalismo, que no es otro que " la administración de recursos escasos...".

    Por suerte, el futuro podría estar justamente en la tecnología, que nos impulse a superar ese concepto de administración de recursos escasos y las insuperables desigualdades que genera. El constructor molecular, podría sólo ser el principio de un nuevo instrumento práctico para la satisfacción de necesidades fundamentales, que supere la supuesta o real " escasez de recursos" Ojalá que así sea.

    Entretanto, no hay dudas que el neoliberalismo, la apertura de mercados, la inversión privada son por lo pronto la única solución para generar empleo, recursos y reducir los índices de pobreza y falencias de estructura y servicios fundamentales que deben estar al alcance sino de todos, por lo menos de la gran mayoría...

    Cuando sabemos por ejemplo, que más o menos cuatrocientas familias en el mundo, son dueñas de más del cincuenta por ciento de los recursos... Cuando comprobamos que una mafia de especuladores en Wall Street, generan billones que luego generan crisis, mientras que otros millones de grandes y pequeños empresarios tienen que competir duramente día a día para mantenerse en el mercado, y que sin embargo cuando quiebran, ningún gobierno los ayuda o reflota " con el pretexto de no agravar más los problemas económicos" como sí sucede con esos especuladores financieros; cuando podemos comprobar, que cada vez se agranda más ( en lugar de reducirse) la brecha entre los salarios y bonos de las altas gerencias y ejecutivos ( que han conformado un sistema mafioso aparte y que muchas veces engatusa a los verdaderos inversionistas o propietarios ) con el último de los empleados de un mismo grupo empresarial, sólo por citar algunas de tantas inconsistencias; es imposible no plantearse el necesario advenimiento de un nuevo orden económico mundial, que supere los insubsanables defectos del capitalismo y que de paso termine por colocar una inamovible lápida sobre el socialismo, que todavía no está muerto... y que silenciosamente espera anhelante por una nueva oportunidad.

    Saludos

    GUSTAVO ROZAS VALZ.

    ResponderEliminar
  2. Y mi país (Venezuela) hundido en un asqueroso "sUcialismo", donde los de izquierda son los más capitalistas... Mientras los de derecha no menos hambrientos, vociferan defender una democracia y una soberanía que en el fondo les importa un pepino...

    En fin, los venezolanos nos encontramos en medio de 2 supuestas aguas que si miramos a fondo, vienen de la misma cloaca...

    Anny

    ResponderEliminar