Loading...

Páginas vistas en total

Follow by Email

martes, 9 de octubre de 2012

¿VALIÓ LA PENA?






A propósito del amor, luego de muchas disquisiciones, ejercicios de memoria y exámenes de conciencia, llego a algunas conclusiones, las cuales, por supuesto no puedo dar por sentadas. Mañana podría cambiar de opinión y no es porque sea cambiante o indeciso, es simplemente que lo subjetivo por principio nunca puede darse por sentado, y tomando en cuenta que el amor pertenece al campo de las emociones… es por naturaleza un tema subjetivo.

Luego de ésta pequeña introducción, confieso con algo de vergüenza que sí… que estuve a punto de perderlo todo por amor (o quizá lo perdí, sólo que cuesta admitirlo), y no fue una sola vez… ni dos… ni tres, tampoco es que fueron muchas… y eso no es muy importante. Importante es que de veras todo aquello sucedió.

Es verdad que fui ignorado y rechazado, sí, es verdad… pero también fui besado,  acariciado y amado,  admirado y consentido,  sentí el dolor del rechazo… pero también gocé la indescriptible emoción de escuchar un SÍ por largas noches soñado.

Sí… es verdad que fueron muchas las horas de desasosiego, de lágrimas sin consuelo, de dolor inenarrable, sí… es verdad que fueron muchas también las decepciones y las frustraciones, los adioses para siempre, todo esto es verdad… pero… ¿y la otra cara de la moneda? Es decir… ¿las decepciones y las frustraciones, las lágrimas y dolores que yo provoqué? ¿Qué hubo con eso? Es fácil recordar a nuestros verdugos… mas no a nuestras víctimas. La mente nos acomoda la memoria siempre a nuestro favor, tiene un servomecanismo para aligerar el peso de nuestra atormentada conciencia.

Por mi parte… las cuentas están saldadas.

La pregunta intraducible y que es inevitable hacerse es: ¿Habrá valido la pena? Y mi respuesta es ¡SÌ! Por supuesto que ¡Sí!

MAURICIO ROZAS VALZ

15 comentarios:

  1. Una filosofía "carapulcra" diría: prefiero mil veces haber amado y haber perdido que nunca haber amado...o sido amado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y bueno, gringa querida... la 'carapulcra' también suele esconder verdades... y esta lo es, es así de simple. Gracias como siempre.

      Eliminar
  2. Buen análisis, buena reflexión. Todo es parte de la vida y son lecciones. Lo bueno es que los dolores del corazón si bien pegan fuerte, luego se disipan(y aquí no pasó nada jajaja). Un abrazo Mauricio.

    ResponderEliminar
  3. Buena Mauricio, como siempre buen analisis :) Atte @DrUtterson

    ResponderEliminar
  4. tal cual... y quien diga que No,no conoce el verdadero sentido del amor.Duele sentir la herida y toma tiempo curarla, pero... quien no desea volver amar?...
    Saludos
    Mariella

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente, querida Mariella. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  5. Eduardo Linares Oviedo9 de octubre de 2012, 18:09

    Mauri: no hay amor que no sea doliente. Mejor que así sea, pues si no, no habría poesía. Claro, eso lo decimos racionalmente, pues cuando semejante "mal" nos ataca, reímos y lloramos por igual. Y yo, no sé si tenga mis cuentas saldadas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salda esas cuentas Edú, castígalas como incobrables, provisiónalas y olvídalas. Es lo más emocionalmente sano.

      Eliminar
  6. ¿Quién puede explicar lo inexplicable del amor?.
    Un pequeño mea culpa no le viene mal a nadie, sin embargo no resuelve los problemas de fondo, si entendiéramos el amor desde el desapego no habría sufrimientos que lamentar.

    ResponderEliminar
  7. El tema del amor es muy interesante, en si el amor lo es, amar es lo más bello lo más puro qe un ser humano puede sentir, si amas o te aman eres privilegiado :) coincido qe el amor duele porqe nos hace sensibles a tantas cosas. Aunqe te confieso qe en esto del amor no se mucho jejeje
    Qe dicha para aqel qe ama y es correspondido..
    Saludos Mau le dejo un abracito :)
    Calittha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya aprenderás, Calittha, pero eso sí... no vale quejarse.

      Eliminar
  8. Muy bueno Mauricio, es verdad, aunque en mi caso pues creo que hay mucho pendiente. Uno comete muchos errores en la vida y ni para decirte que sin querer. Nunca es tarde para enmendar.

    ResponderEliminar