Loading...

Páginas vistas en total

Follow by Email

domingo, 2 de septiembre de 2012

A MARÍA ALEJANDRA






María Alejandra se encontraba en una sala de embarque, sentada en una de las miles de butacas blancas que había en aquella sala de pisos y cortinas también blancas. Esperaba su turno para embarcar, junto con otros niños sin edad ni colores definidos,  pero ya con nombres y apellidos. Llamaban uno por uno al azar para iniciar el viaje, pero no tenían prisa, lo que les sobraba era tiempo. En eso escuchó su nombre, hizo su cola obedientemente y se embarcó.

A partir del inicio del viaje, recién despertaron sus ganas de llegar a aquel lugar desconocido. Miraba el espacio infinito con la curiosidad propia de un niño que hace por primera vez un viaje. Sabía intuitivamente que sería bien recibida y con un amor desbordante.

Aquí la esperábamos nosotros, ansiosos, contentos. Su fiesta de bienvenida estaba ya organizada. Iban pasando los días y las horas se hacían infinitas, pero todo dentro del tiempo esperado. Ella también estaba ansiosa, quería llegar a destino y estar entre nosotros quienes desde ya la queríamos.

Más o menos a mediados de 1972, a mitad de viaje, nos llegó un telegrama escrito en tinta roja sobre una sábana blanca. Nos informaban que aquella nave zozobró. María Alejandra ya no llegaría, ni tarde ni nunca, se quedó en el camino. Fue muy duro para nosotros.

MAURICIO ROZAS VALZ

5 comentarios:

  1. Mau, nada es mas triste qe perder a un ser qerido, he pasado por eso y la verdad es fuerte algo asi, mi vida estuvo afectada por la muerte de una prima a la qe ame como a una hermana, fue bastante difícil. Ahora la recuerdo y lo hago con una sonrisa porqe ella me dejó una buena enseñanza y siempre fue muy linda conmigo .. jamas la olvidare :) .. y mira qe fiel soy a tu blog Mau, qe te comento inmediatamente qe me avisas de tu nuevo relato! :D abracitos!
    Calittha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así como dices, Calittha. Muchas gracias por los comentarios que haces siempre. Besos.

      Eliminar
  2. ¿Realidad o ficción?, siguió su viaje a tierras más lejanas!

    ResponderEliminar
  3. Realidad contada a manera de ficción. Ojalá fuera cierto lo de la continuidad del viaje. Gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  4. Ëste es el primero que leí de esta sección, me encantó, a decir verdad me encandiló. No soy una literata, sin embargo admiro este mundo y el talento de todos los que son capaces de escribir lo que ven, lo que se imaginan o lo que les dicta el corazón. Feliz con la posibilidad de encontrar estos nuevos mundos y de tierras hermanas.Entiendo que la continuidad del viaje se da a la eternidad.

    ResponderEliminar