Loading...

Páginas vistas en total

Follow by Email

martes, 28 de agosto de 2012

DECADENCIA





Últimamente, como consecuencia de la rebaja en los impuestos a los espectáculos, han llegado a nuestro país muchos cantantes y grupos musicales de todos los géneros. 

En más de una ocasión, he podido apreciar con mucha pena la decadencia de algunos cantantes o músicos que en otros tiempos fueron mis favoritos. Es triste verlos ya viejos, algunos con evidente sobrepeso y otros todo lo contrario. Y lo que es peor, escuchar sus voces tenues y apagadas, sus movimientos y bailes torpes. Algunos incluso cantando en espectáculos distritales junto a grupos de barrio, quizá por cuatro pesos, porque el destino les jugó sucio, porque la suerte les cobró con intereses de usura sus tiempos de gloria, en fin, es una pena. 

Suele pasar lo mismo con otro tipo de artistas y deportistas. Es también muy triste ver a un futbolista que hasta hace poco jugaba en una de las planillas más caras, verlo hacer el ridículo en un equipo de segunda división de un país que con las justas aparece en el mapa. O ver a un boxeador otrora imbatible siendo derrotado por cualquier paquete, en fin. Salvando las enormes distancias, e imaginando  casos hipotéticos. No soportaría ver a Szyszlo sentado y vendiendo sus cuadros en el parque Kennedy, como tampoco soportaría ver a Mario Vargas Llosa escribiendo su columna en “El Trome” o el “Ajá” sería muy triste.

Es por eso que a veces es preferible enterrar vivas a algunas personas cuando percibimos que empiezan a cambiar para mal, cuando la curva hacia abajo no sube por nada, cuando sentimos la primera vocecita interior que nos avisa con pena que hemos dejado de admirarlas. Es en ese momento que hay que correr sin mirar atrás. No escuchar más, no ver más, guardar suficiente distancia para tratar de conservar lo poco que queda de aquella vieja admiración.

MAURICIO ROZAS VALZ

4 comentarios:

  1. El gran secreto es guardar pan para mayo y retirarse a tiempo. La fama es efímera y la vejez muy larga.

    ResponderEliminar
  2. Pienso que lo qe realmente es admirable, esqe a pesar de la "decadencia" como le llamas tú, esas personas aún tengan esa fuerza interior para hacer lo qe les guste, quien sabe si desde donde estén están haciendo feliz a alguien, o algunos, siempre hay alguien en el camino para hacernos feliz no importa la condición. Obvio estoy hablando del tipo de decadencia qe mencionas en este relato Mau :) yo siempre admiraré a personas así pues para mi nunca estarán en decadencia sino todo lo contrario, siguen en la lucha a pesar de como sean las circunstacias en las que viven. Saludos y abrazos!
    Calittha.

    ResponderEliminar