Loading...

Páginas vistas en total

Follow by Email

lunes, 22 de septiembre de 2014

CAFÉ HAITÍ









Me recuerdo en esta misma mesa
Hace diez, veinte y hasta casi cuarenta años
Yo bebo fanta y él café
Yo helado y él cigarrillo

Risotadas y bigotes
Voz sonora de fumador y olor a tabaco
Caminatas y periódicos 

Él adulto y yo niño
Él maduro y yo joven 
Él viejo y yo adulto

Seguimos caminando

Me pide que vaya despacio
Me toma del brazo y se apoya en mí
Sus piernas se doblan y me abraza para no caer
Sus brazos ceden, su cuello también
Su cuerpo cede, no resiste
Lo abrazo para que no caiga y me mira con pavor
Me pide ayuda y se me escurre entre los brazos

Lo demás es historia conocida
 
Llego a la mesa de siempre

Yo café con coca cola
Él nada porque ya no me acompaña
Yo adulto y ya sin él



MAURICIO ROZAS VALZ

10 comentarios:

  1. Así es la vida, por definición pasajera entre el nacimiento y la extinción.

    ResponderEliminar
  2. La visita a lugares que alguna vez compartimos con un ser querido, ya no parecen ser los mismos, y por eso producen nostalgia.
    Muy bien Mauricio,
    Edgar

    ResponderEliminar
  3. No necesito decir quien soy. Llegó tu poesia un domingo por la tarde justo cuando la necesitaba... Gracias. Nos vemos en el Haití

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé quién eres. Nos vemos en el Haití. Muchas gracias.

      Eliminar
  4. No necesito decir quien soy. Llegó tu poesia un domingo por la tarde justo cuando la necesitaba... Gracias. Nos vemos en el Haití

    ResponderEliminar
  5. No necesito decir quien soy. Llegó tu poesia un domingo por la tarde justo cuando la necesitaba... Gracias. Nos vemos en el Haití

    ResponderEliminar