Loading...

Páginas vistas en total

Follow by Email

lunes, 30 de junio de 2014

ANTICOACHING







Diariamente veo en las redes sociales a decenas de iluminados, de grandes y sabios filósofos que dan cátedra de cómo deberíamos de ser y con uno y mil métodos para ser felices. Sí, felices, como si eso fuera algo sencillo. Bueno, quizás para algunos lo es, depende de lo poco o mucho que les pueda conformar.

También veo la ligereza con que se condena a morir en vida a quienes se les considere como negativos, pesimistas, envidiosos, desleales y capaces de odiar. No sabía que conocía a tanto ser súper especial y tan maravilloso que provoque tantas envidias. Me llama la atención que todos sean tan buenos que resulten odiables, traicionables y envidiables... no lo sabía. Me gustaría más bien, conocer a todos esos negativos, pesimistas, desleales y envidiosos a los que tanto quieren marginar y sacar de un plumazo de sus vidas. A mí me encantaría conocerlos, quizás con ellos podría juntarme para leer los poemas más tristes de Pessoa y de Vallejo, quizás con ellos podríamos leer las prosas devastadoras de Cioran y algunos aforismos horadantes de Schopenhauer. Quizás con esos 'negativos y pesimistas que no suman nada en sus vidas', podría hacer el guion de una película sórdida de final infeliz. Quizás podría juntarme con ellos para acudir al humor negro y reírnos en coro de nosotros mismos sin perturbar a los felices y exitosos, y para no molestar a los buenos, nobles y muy correctos; quizás con ellos podría sentirme acompañado mientras soy expulsado de la vida de los triunfadores y positivos, de esos a quienes no sumamos nada en su maravillosa vida y solo restamos.

En estos foros suele haber dispositivos para sugerir amistades, pues recomiéndeme a todos esos despreciables que hayan decidido sacar de sus listas y vidas para siempre por negativos, a esos antipáticos que siempre ven el vaso medio vacío y no hacen de la derrota un triunfo y que si fracasaron no los consuela el haber ganado experiencia ni el tener salud. Presiento que nos podríamos llevar muy bien. Gracias.


MAURICIO ROZAS VALZ

4 comentarios:

  1. Me encanta tu sarcasmo Mauricio y siempre lo repito, pero personas iluminadas y que llevan a otras a conseguir éxitos en sus vidas , me parece algo asombroso, la vida está hecha de fracasos y éxitos , de alegrías y penas.. y de todo lo que surge en el trascurrir de nuestras vidas es que podemos sentirnos en un momento pesimistas y en otros entusiastas, pero no creo que haya personas felices porque conocen las reglas de la felicidad, ¿dónde están esas reglas? Por Diosss, las necesito!!!… más bien creo en acción y consecuencia.. más de creerlo es un hecho.. la alegría y la tristeza van de manos juntas a veces te extiende la una, a veces te extiende la otra, personas felices y sin problemas deben existir pero no en esta vida y esos iluminados con fórmulas infalibles pues es nada menos que ganas de lucrar, lo que sí creo es en la actitud y ésa en malos momentos es la que te lleva a levantarte, así que mejor no pidas recomendaciones, no creo que te gusten :( pero muchas veces me siento identificada con este escrito. Bien Mauricio haces hasta del pesimismo un “defecto” comillas.. que se convierte en cualidad :)

    * Eunice ♥

    ResponderEliminar
  2. Te gustaría este libro:

    http://www.amazon.es/ANTICOACHING-Samuel-Mart%C3%ADnez-Ruiz-ebook/dp/B00KZQ2SFO

    ResponderEliminar
  3. Sobre tu segundo párrafo: muchas vecesc pensé que era hipocresía, ahora creo que es miedo, son personas que se tienen miedo y se refugian, sin saberlo, en la negación...

    Nómada

    ResponderEliminar