Loading...

Páginas vistas en total

Follow by Email

miércoles, 26 de marzo de 2014

AL FONDO HAY SITIO (bien al fondo)








Siempre que criticamos o desdeñamos algo, ya sea un programa de TV, una película o lo que fuere, inmediatamente alguien sale con las típicas -y hasta cierto punto comprensibles- preguntas: ‘¿te consta?’, ‘¿lo has visto?’. Y bueno, para neutralizar dichas preguntas, la semana pasada me tomé el arduo (sí, muy arduo y agotador) trabajo de ver casi dos capítulos completos de la serie peruana ‘Al fondo hay sitio’, y la impresión que me dejó fue muy penosa, peor de la que ya tenía. Me causó vergüenza propia y ajena (las dos), y contrario a lo que me habían comentado, no me arrancó ni la menor sonrisa; es más, confieso que me dejó una sensación de lástima y de desesperanza, sobre todo cuando me informé del altísimo nivel de rating que algo semejante tenía en mi país. El simple hecho de saber que son millones de peruanos los que se sientan religiosamente frente a sus televisores a la misma hora para ver semejante adefesio… me apena y preocupa sobremanera.

Me apena también que artistas de primer nivel como Gustavo Bueno, Yvonne Frayssinet, Melania Urbina, Mónica Sánchez,  entre otros; a falta de producciones mejores no tengan más opción  que aceptar trabajar en papeles que no les hacen justicia; es más, me atrevo a decir  que se les denigra hasta el punto de tener que hacer el ridículo como cualquier payaso esquinero para hacer reír. El alto nivel profesional de estos actores merecería mejores producciones, pero al parecer no las hay.

La apología que se hace al racismo y al clasismo en su forma más perversa y ofensiva no tiene parangón. Se da por sentado que un ‘Maldini’, es decir, un blanco,  tiene licencia natural para menospreciar a un ‘Pampañaupa’, es decir, un cholo…  y se dan por sentadas castas que no tienen opción de cambiar ni de nivelarse nunca. Un Pampañaupa, por más que progrese, siempre estará por debajo de un Maldini y viceversa, ¿me saldrán con el argumento de que es simplemente un reflejo de nuestra realidad? ¿El hecho de tener algo o mucho de reflejo de nuestra realidad es razón suficiente para enrostrarlo sin ningún pudor como algo natural que no tiene cómo ni por qué cambiar? ¿Tan resignados están los peruanos que se identifican con los Pampañaupa a ser siempre mirados por debajo del hombro por los que se sienten identificados con los Maldini? ¿Habrán ya aceptado como una realidad inamovible el hecho de que por más que progresen y se mezclen en el mejor de los casos serán unos trepones igualados? ¿Debemos aceptar que siempre que un cholito esté con una blanquita deberá sentirse afortunado y la blanquita deberá sentirse muy bondadosa por aceptarlo como a un igual? ¿Las expresiones de asco, desprecio y resentimiento con que se miran estos personajes todos los días –según su color- habrán sido ya aceptadas como algo natural? ¿Tiene esto algo de gracioso? 

En el colmo del despropósito, los sucesos de dicho bodrio son reportados por noticiarios y magazines como una realidad paralela de interés nacional socialmente relevante. Lo que hizo o dijo tal o cual personaje sale en las noticias como un hecho real, incluso se reporta sus dolencias desde clínicas y hospitales y se lamenta los fallecimientos como si fueran reales. Un caso único de esquizofrenia mediática de alcance nacional.

Si bien en este caso particular en que no se tortura ni se asesina a nadie vale el argumento: ‘si no te gusta no lo veas, cambia de canal y ya’, no deja de dar lástima y de preocupar. Con este modesto análisis no sugiero entre líneas que se prohíba nada. Creo en la libertad de elección y mientras no se pisotee los derechos de otros nada debe prohibirse. Tampoco pretendo pegarla de ‘culturoso’ o de gran intelectual ni sugiero que en ese horario salga el programa de Marco Aurelio Denegri ni el que tenía Iván Thays… no, para nada; es más, comprendo perfectamente que la gente esté acostumbrada a ver telenovelas a esa hora y que les guste mucho, pero quizás podríamos ser más exigentes en cuanto a la calidad de estas series, quizás podríamos aspirar a producir telenovelas de mejor calidad como muchas que se producen en Brasil y que incluso en nuestro propio país se produjeron años atrás. 

Creo que lamentablemente en nuestro país el desarrollo económico no solo no ha ido de la mano de una evolución de la sociedad, es más, creo que estamos involucionando, que la cultura de nuestro país es inversamente proporcional a su crecimiento económico.


MAURICIO ROZAS VALZ

11 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo, Mauricio. :)
    @DrUtterson

    ResponderEliminar
  2. Excelente análisis Mauricio, todo lo que sentía al saber que existe esa serie peruana, ya lo escribiste por mí, con tu escrito me siento desahogada y tengo pena de mi país , porque el programa tiene una gran audiencia, por ende es el triste reflejo de lo que piensa y siente nuestros compatriotas, cada vez más al fondo caemos, sí; hemos involucionado.. y sí seguimos así tocaremos muy fondo a nivel cultural, a Dios gracias no tengo hijos y sí los tuviera bloquearía canales peruanos carentes de vergüenza. Eunice

    ResponderEliminar
  3. Buen análisis y eso que falto decir que el nieto de Franchesca en los cinco años del bodrio hasta ahora no termina la universidad, y la ya felizmente finada doña Nelly, a todo el mundo le ofertaba el trasero de la ociosa inútil de si hija, una treintona ignorante y pobre diabla, lo dejo ahí, esa basura de serie no merece que use mis neuronas.

    ResponderEliminar
  4. Muy cierto todo lo que dice en este artículo. Me preocupa también "Combate", BLT, Titanes, etc. Es increíble ver a individuos capaces estar haciendo jueguitos que no llevan a ningún lado. La Televisión debe entretener pero también debe educar. No acostumbremos a los televidentes a la mediocridad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si no es educativa... al menos que no embrutezca.

      Eliminar
  5. Es que el crecimiento económico no tiene nada que ver con el desarrollo, deben ir de la mano pero en nuestro país eso no sucede. Es como un niño que crece y crece pero está mal nutrido y alimentado. Ese es el Perú desgraciadamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto todo lo que dices, César. Gracias por comentar.

      Eliminar
  6. Y a todo esto donde está el control que las instituciones del estado deberían ejercer. El único medio que al menos se está preocupado es RBC Televisión el cual organizó un apagón mediatico televisivo para protestar y creo que muchos y me incluyo no le hemos tomado la importancia debida, deberiamos de apoyar este tipo de iniciativas para que vean que la población no está de acuerdo con este tipo de programas.

    ResponderEliminar